Buscar
  • Claudia Guerra, matrona

¿Qué es y cómo se fortalece el Apego?

Actualizado: 2 de may de 2018

El apego seguro se construye; este vínculo afectivo que se da con pocos cuidadores requiere de algunas condiciones para construirlo sanamente.




La duración en el tiempo es una de las condiciones, ya que el apego es un proceso y no un momento único en la relación con el niño/a. Por lo tanto, las separaciones por un largo periodo no son recomendables para la construcción y fortalecimiento del mismo.

Una de las condiciones más importantes es que el cuidador tenga la capacidad de regular el estrés del niño/a, poder calmarlo y confortarlo en estas situaciones. En este sentido, el estrés estará dado por aquellos momentos o situaciones que generen displacer como hambre, sueño entre otras.

Si el cuidador mantiene o prolonga estas situaciones de estrés en el niño/a ya sea porque ignora, se enoja, es indiferente, etc. el tipo de vínculo que se generará podrá ser problemático.

El tipo de apego que se establezca influirá en la salud física, emocional y como se comportará ese niño a lo largo de su vida


Puedes fomentar el apego con tu hijo de diferentes formas:

1.- Algo muy importante es la atención que se le da al niño, cómo te contactas afectivamente. MÍRALO, es importante mirarlo y te vas a dar cuenta que tu bebé se comunica contigo y te expresa lo que necesita. Muchas veces cuando el bebé está llorando nos ponemos a mirar a todos lados tratando de calmar este llanto, sin embargo lo que debes hacer es mirarlo y entenderás de mejor forma por qué llora y así podrás calmarlo.


2.- Cuando todos tus sentidos están puestos en conocerlo, tendrás la capacidad de comprender lo que le pasa al niño, especialmente en momentos de estrés. Por ejemplo cuando está tomando pecho y se enoja como si algo le molestara, pero quiere seguir comiendo y se enoja y llora, lo más probable es que sean gases que le molestan, tómalo, cálmalo y luego sigue alimentándolo. Siéntelo y empatiza con él o ella y entenderás que está tratando de expresar con su malestar.


3.- También es importante entender que te pasa a ti como madre o padre cuando los niños expresan cosas negativas, cómo te sientes, debes sentirte con la libertad de expresar lo que sientes y así te sentirás más tranquila y una vez que tu te calmas, tu hijo(a) también lo hará.


4.- Recuerda que al ser madre o padre, seguimos siendo seres humanos, afectivos y que a veces con la crianza nos vemos sobrepasados, es normal, por eso debes buscar en ti cuáles son tus límites y pedir ayuda cuando necesites descansar un rato, sin sentirse culpable por eso, ya que de esa forma podrás estar tranquila y atender las necesidades de tu bebé, principalmente cuando presenta situaciones como el llanto que a veces pareciera incontrolable.

En conclusión, disfruta a tu bebé y entrega todo tu amor a él o ella, Mira, acaricia y conéctate con tu hijo(a), siente lo que te transmite y expresa lo que tú sientes, día a día se irán conociendo más y al ser capaz de satisfacer sus necesidades con amor y confianza, le estarás entregando lo mejor de ti para su desarrollo a lo largo de toda su vida .

0 vistas